Imagine She and She


Muchachas en uniforme
marzo 31, 2008, 8:41 pm
Filed under: Cine, Textos, Todo

51srenr1gzl_aa240_.jpg

La semana pasada pude finalmente ver esta película de 1958, Muchachas en Uniforme. Es un remake de la que se hizo en 1931 y solo he podido encontrarla en el youtube (en alemán y subtitulada al inglés) dividida en partes (después de buscar durante meses por tiendas y por distintas páginas de internet).

Preciosa, sutil y sensible. Nos cuenta la historia de una adolescente (interpretada por Rommy Schneider) que ingresa en una escuela “para chicas” y se enamora por así decirlo, de una profesora joven y cercana que las cuida y las protege. Al tiempo que la docente siente una emoción especial hacia ella. Ambas se acompañan de alguna forma, se comprenden y conectan.

Para mí la forma en la que se desarrolla y narra una historia entre dos mujeres es la clave para que me agrade o no una película de esta temática, y ciertamente esta me ha encantado, la ternura, la pasión edulcorada, la admiración mutua, la amargura con la que Manuela afronta los obstáculos, la naturalidad que pone en sus sentimientos y todo lo que ambas protagonistas se dicen sin mencionar nada…

A mí me emocionó intensamente, me resultó bellísima. Ahora deseo ver la que se hizo en 1931 porque creo que será igualmente preciosa y especial…



V de Vendetta
marzo 31, 2008, 3:13 pm
Filed under: Cine, Textos, Todo

v_pour_vendetta_3-747567.jpg

Hace tiempo vi esta obra cinematográfica y recuerdo salir del cine en estado de shock. Quedé impresionada con la trama, la fotografía, la interpretación de Natalie Portman y de V… Recuerdo la inyección de energía, de fuerza y de estimulación que recibí a visionarla, porque el eje central de la película es una idea en la que creo firmemente: a la injusticia se la combate desde la posición individual de cada una/o, somos nosotras (tu, yo, ella…) las/os que debemos modificar, transformar y decidir el cambio en aquellos ámbitos en los que el concepto de justicia está abandonado o ignorado.

Hay escenas inolvidables, más bien sobrecogedoras, como la de la niña que escribe V.

Y entre tanto, también hay una pequeña historia inserta y cosida en la obra, de una mujer lesbiana que narra su particular tragedia, su manera de amar y sentir y la belleza intrínseca en ambos conceptos… Historia contada con una sensibilidad exquisita…

Y es que nuestra sociedad que tanto se enorgullece de no enterarse de nada, de no comprometerse con casi nada, de no leer o analizar periódicos, de no participar en movimientos que promuevan la justicia y/o la solidaridad, de no creer en nada, de no atreverse a modificar lo más mínimo y emplear esfuerzo en ello, se acerca cada vez más a esa película, a una nulidad parcial de sentimientos y emociones. Porque siempre digo que la indiferencia ante las discriminaciones de cualquier tipo, siempre siempre siempre las apoya y las potencia. Porque mirar hacia otro lado no es una opción razonable ni justa.

Maravillada me quedé con esta historia que me recuerda que son nuestras manos las que tejen las injusticias y las que igualmente las destruyen.



Gracias
marzo 26, 2008, 11:35 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo

2323431196_c0f9ff26ae.jpg

Gracias. Porque has aprendido a mirarme no sólo como a tu pareja sino como a Helena con H, dispuesta siempre a protegerme de todo. Porque demuestras que me quieres y me amas por encima de las nubes. Porque hoy que me advertiste un poco derruida y triste has venido corriendo (aunque vivimos en el mismo apartamento y nos vemos despertar cada mañana) con los brazos extendidos y los oídos abiertos, dispuesta a escuchar.  Gracias, porque hoy he notado cómo te despojas de todo miedo para arrullarme, espantando a los fantasmas, cómo te esfuerzas por llegar siempre a comprenderme… Pese a lo compleja que soy… Que ya es un mérito… Gracias por sostenerme en un día como hoy. Gracias por empujarme siempre a hacer todo lo que se me antoja (escribir, mandar mis relatos a concursos, ser actriz, comprarme todos los libros del mundo…).

Gracias por amar el cine que amo, por arrastrarme a las salas de cine que tanto me hacen soñar, por alquilarme 1000 películas para devorarlas por las noches. Por hacerme el día agradable con tus bromas y tu afecto.

Gracias, simplemente gracias, por haberme cuidado con tanta ternura en un momento de mi vida tan débil, porque es facil amarme cuando estoy pletórica, sonrojada, divertida y segura, pero es todo un logro adorarme cuando no soy tan “mágica” y perfecta…

Hoy solo puedo aplaudirte y decirte que te admiro profundamente! Gracias por levantarme.



Rosa
marzo 26, 2008, 9:48 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo

2260107630_729583c5d9.jpg

Obsesionada con esta foto, sí.  Y es que hoy tuve uno de esos días oscuros casi opacos, de esas jornadas extrañas en las que no percibes ánimo interior y en absoluto me parecía ver el cielo azul ni rosado ni verde ni violeta. Ni siquiera miré al cielo para ver qué color tenía. Hay etapas compuestas por días incoloros, en las cuales crecemos (crecer siempre nos carga de miedos y minutos dolorosos con nosotras mismas), nos reconocemos y tememos tontamente cualquier modificación externa aunque la necesitemos. Pero esas etapas pasan, se largan de puntillas cuando menos te lo esperas y volvemos a estallar en risas reflejadas en un espejo que nos devuelve la imágen de una mujer mucho más feliz, hermosa y adulta (y aniñada) que antes.

Como el agua es el agua y soy bien dependiente de ella (excepto para beberla que nunca bebo agua) fui a nadar,  me deleito con el ir y venir de mis piernas, con el aleteo de mis brazos, con mi gorro morado, sacando la cabeza para absorver todo el aire que pudiese haber allí y expulsarlo con ternura debajo del agua… Al salir toca zona de hidromasaje, donde me quedo casi dormida mientras los rincones de mi cuerpo se cubren de pequeñas burbujitas tibias y me hacen cosquillas.

Entonces salgo, ya es de noche, ni rosa ni azul ni violeta está el cielo, sino negro, plagado de estrellas que apenas diviso desde una ciudad que mide más que yo y no me deja verlas. Y a lo lejos aparece mi pareja, con una sonrisa colgando y mi pequeño Ego (mi perrito) tropezando con todo y con esa mirada despistada, ambos quieren llegar a mí, me proponen para esta noche mi cena favorita: espaguettis con nata de soja mezclada con salsa de tomate, champiñones y ajo, mientras vemos Anatomía de Grey, y para después una película alquilada de la cual no recuerdo el título.

Ego me llena de besos, mueve el rabo, ladra, exige mis atenciones, Furo (mi gatito) maulla en mi oido pidiendo igualmente una dosis de mimos-… Es precisamente en ese momento cuando veo el cielo casi fuxia, lleno de luz…



Crash – Colisión
marzo 24, 2008, 7:20 pm
Filed under: Textos, Todo, Veganismo

crash_mi.jpg

Anoche volví a ver esta película (que tantas veces he visto) y siempre logra emocionarme, o mas bien, estremecerme, porque una vez más me recuerda que cualquier tipo de discriminación (racismo, especismo, sexismo, homofobia) es injusta y siempre están creadas y perpetuadas por los humanos.

En este caso, habla del racismo en Los Ángeles, del racismo sutil y del racismo abiertamente expresado, de cómo el animal humano menosprecia siempre a otros (humanos y no humanos) por cualquier estupidez como el origen o raza de esa persona, o la especie a la que pertenezca un individuo, o al grupo sexual, o a la inclinación sexual que tenga…

Hay algunas escenas con las que me quedo de esta película, una de ellas es la de la niña que intenta proteger a su padre y otra es la de la mujer que abraza a su “asistenta”. Pero en general la obra está repleta de reflexiones y de imágenes sobrecogedoras, que pueden incluso pasar inadvertidas…

Crash, Colisión, porque cada minuto los intereses de unos individuos chocan con los de otro, porque cada minuto alguien decide despreciar o golpear a una mujer porque su interés por sentirse fuerte y dominante quiere ser saciado, porque cada minuto millones de animales mueren para que el interés de algunos de saborear su carne o vestirse con su piel sea saciado, porque cada minuto el interés de una lesbiana que desea vivir libremente su amor hacia otra mujer se ve perjudicado por el interés de otra persona en promover e imponer su personal forma de ver a la pareja, porque cada minuto son muchas y muchos los que sufren, y la indiferencia siempre es cómplice de todo esto.

Y es que cada día, animales humanos y no humanos son víctimas de la discriminación, viendose constantemente perjudicados por ello.



Protesta Antitaurina Igualdad Animal – Sevilla
marzo 16, 2008, 6:55 pm
Filed under: Textos, Todo, Veganismo

cartel_antitaurino.jpg

El próximo día 29 de marzo (sábado) a las 12:30 en Plaza Nueva (Sevilla) Igualdad Animal realizará una impactante protesta para pedir la abolición de la tauromaquia.

Es hora de demostrar, una vez más, nuestro rechazo al uso y sufrimiento que padecen millones de animales. Acude, porque tu voz, y la mía, y la de ella y la de tantos/as supone para los animales no humanos un recorrido más breve para superar el lugar discriminado que ocupan en el mundo y llegar a ser realmente respetados.

Porque cada individuo (humano y no humano) es único e irrepetible, y no podemos mirar hacia otro lado. Porque ellos no pueden esperar a mañana.

Si quieres más información puedes escribir a: helenac@igualdadanimal.org



Mis críticas televisivas
marzo 15, 2008, 12:15 pm
Filed under: sexismo, Textos, Todo

297151822_df4e9f9563.jpg

Estoy enganchada a un programa de televisón, Fama (si, es mi lado oscuro), donde un grupo de chicas y chicos aprenden a bailar diferentes estilos. Pero tengo que hacerle diversas críticas que me repito cada día:

– Es un programa terriblemente heterosexista, parejas siempre mixtas para bailar, cuando hay bailes con ciertos toques de sensualidad son siempre enfocados a la relación heterosexual.

-Es sexista, a veces demasiado. Desde mi punto de vista, se han valorado muchísimo más a los bailarines masculinos que las bailarinas, se les ha valorado más la evolución y el esfuerzo, se les ha premiado con cumplidos más extensos que a las chicas. En numerosas ocasiones, a las chicas se les exige un baile provocador y sexy, de hecho en un baile recuerdo a la directora diciendo: “bueno en el baile grupal de ayer las chicas estuvisteis todas muy monas, pero los chicos bailasteis estupendamente”. ¿Muy “monas”?.

-Permitió ayer o antes de ayer algo que me resultó ofensivo para un concursante. La escena era esta: un participante homosexual es acusado por tres compañeros (chicos y heteros) de “incomodarles” por desnudarse sin tapujos a la hora de irse a la ducha o cambiarse en su cama. El gay se defiende diciendo que para él el desnudo era natural y que no iba por la casa sin ropa, simplemente se la quitaba sin timidez alguna antes de ir a la ducha, que no veía nada de negativo en ello. Pero sus 3 compañeros siguen, afirman cosas como que ellos le aceptan pero que cuando se pone como “una loca” se sienten incómodos. Y el programa ni hizo nada. Además, uno de los profesores, no hace mucho, le dijo a ese chico concretamente, que intentase ser más viril para un baile que iban a hacer, porque quería que el baile fuese “hot”, que es lo mismo que decirle que no sea femenino porque lo femenino en los hombres no es atractivo ni sexual!.

Esto último para mí es muy negativo, ¿qué imagen ofrecen a los miles de adolescentes que siguen el programa?, porque los comentarios fueron sutiles pero homófobos. De hecho, si fuese una chica la que se desnuda delante de quién sea antes de ir a la ducha, no habría queja alguna por esos tres concursantes. De hecho, además, esos que tanto acusaron a su compañero, van todo el día sin camiseta, enseñando pectorales, y ¡nadie se queja no?! Y seguro que a mucha gente no le apetece especialmente verles semi desnudos. Incluso uno de esos tres, que es andaluz y un poco histérico, se ha declarado a casi todas las de la casa, las ha podido incomodar, pero como es hetero puede hacer lo que le venga en gana no?.

Y es que el “homosexual” aceptado debe al parecer cumplir unos requisitos mínimos: no ser femenino, no ser muy afectivo con sus compañeros heteros, no hablar “demasiado” de su vida personal y sexual, no desnudarse nunca delante de nadie, no mostrarse como es, sino “como si fuese otra persona”, contenerse, reservarse, callar y “parecerse lo más posible al viril heterosexual y asexual”.

Durante un tiempo de mi vida no comprendía lo que era la discriminación homófoba, porque soy una mujer femenina, que entra en el perfil de “heterosexual” (tanto es así que cuando dije y anuuncié que era lesbiana nadie creyó lo que decía), así que nunca sufrí ningún insulto ni mirada inquisitiva, siempre fui (y soy) bien acogida y querida. Poco a poco, observé a base de halagos hacia mí, que lo que el mundo “acepta” y respeta no es la homosexualidad ni la opción de cada persona de acostarse, amar o desear a quien le plazca, sino única y exclusivamente, exige que “esas personas” sean lo más parecidas a los heteros posible. Y me resulta indignante, denigrante y terrible saber que millones de mujeres y hombres sufren por esto, y que otros millones de hombres y mujeres lo apoyan, argumentan y perpetúan.

No hay un perfil de hetero, ni de homosexual, ni de bisexual. Somos individuos únicos/as e irrepetibles, que amamos, nos enamoramos y deseamos de una forma especial y propia, nadie debe seguir el modelo de nadie, nadie debe adaptarse a las formas de otra persona para ser “mejor” o mas “aceptado”. Y desde los medios de comunicación envían constantemente mensajes sexistas, heterosexistas, especistas…Y nadie hace nada??¿?¿

Este post va dedicado a todas y todos las/os que quieren tener la fuerza necesaria para ser libres, completamente libres de ser.