Imagine She and She


Teatros vividos
enero 15, 2008, 1:58 pm
Filed under: Textos, Todo

289687964_8bf9117b3f.jpg

Mirando de reojo el mundo en el que estamos incluídas/os capturo algunas imágenes borrosas, algunas normas no escritas que se detallan en comentarios y expectativas que me entristecen. Aunque vivo en Europa, concretamente en un país en el que se promueve el respeto hacia las/os homosexuales o al menos se intenta, en el que dos mujeres se pueden casar demostrando abiertamente lo que sienten, aún percibo las huellas de un claro heterosexismo, observo las formas de amar o de enamorarse estipuladas como “recomendables” (que siempre son entre dos personas de sexos opuestos), la resistencia suavizada de docentes y padres/madres a la hora de normalizar en las aulas y la casa la homosexualidad, los debates absurdos frente a una nueva asignatura que quiere hablar de tolerancia y diversidad en todos los aspectos…

Y así, como títeres que se dejan hacer, que repiten maniobras y expresiones de antaño, los individuos (niños/as y adultos) continúan perpetuando sin apenas darse cuenta, la homofobia.  Porque la discriminación está en esos pequeños, minúsculos, casi imperceptibles comentarios que se escapan, en esas “condiciones” que se exigen al colectivo gay para ser más aceptado (exigencias como que no se acuesten con demasiadas personas, como que no hablen de su inclinación abiertamente a los niños/as (de la familia, hijos de amigos o alumnos/as), como que vinculen a una mujer vestida de tal o cual forma con el lesbianismo, como si la masculinidad, la feminidad, el gusto individual tuviese que ver en algo con la forma de amar y de desear de alguien (y es que para ellos es más facil simplificarnos y meternos a todas en un mismo saco como grupo y no como mujeres independientes unas de las otras, con gustos, vestimentas y formas distintas, pues cada mujer es única e irrepetible, y su sexualidad no se relaciona con nada más que con su prefenrencia sexual) , como que se comporten como robots dejando ver “lo menos posible” sus emociones, o que lleven una vida buena pero “moderada” sin excesos y sin pedir demasiado, es decir, eso de adoptar es “rogar mucho” a una sociedad tan a medias, tan poco europea y libre.

Y es que el trayecto que transcurre entre el momento del nacimiento hasta la muerte está repleto de guiones, de frases interiorizadas, de comedias y tragedias ya escritas, de obras teatrales inventadas por algunos hace años.

Y a mí me encanta el teatro, me apasiona, pero solo y únicamente cuando subo al escenario a actuar o cuando me emociono desde las butacas…

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: