Imagine She and She


La raíz
octubre 23, 2007, 8:24 pm
Filed under: Textos, Todo

168770048_3d583db80c.jpg

Percibo un fenómeno digno de comentar y es el hecho de que nos extrañe que aún exista la homofobia, o que a algunas personas les cueste un esfuerzo considerable anunciar su homosexualidad.

A raíz de algunas conversaciones en los últimos días con algunos familiares con hijos pequeños, con docentes etc me percato de algo: la primera información que tiene un niño o una niña acerca de la sexualidad en general es la siguiente, la niña o el niño a los tres o cuatro años empieza a sentir curiosidad por todo lo que le rodea y por su propio cuerpo, es un interés natural que nace solo, lo que pasa es que padres/madres y profesores/as lo único que explicitan sobre esto es que papá pone una semilla en mamá, o que papá y mamá se dan un beso, y al cabo de unos meses nace un bebé. Es esta la primera y única fuente de información por algunos años que se tiene, ¿el resultado? los niños y niñas interiorizan que la sexualidad está unica y exclusivamente enfocada a la procreación, por lo tanto se omite y se ignora la sexualidad individual y la sexualidad vivida con alguien del mismo sexo. Es más, la sexualidad queda reducida a la unión heterosexual con el fin de tener un hijo/a.

Los niños y las niñas en sus primeros años de vida asimilan información como una esponja, todo lo captan a la primera, sin tapujos, sin complejos sin problemas. Si es a los 12 o 13 años cuando por casualidad descubren que existe la homosexualidad (por la tele, porque alguien les habla de ello, porque en clase se comenta, o incluso porque sienten que lo son y buscan información sobre lo que les sucede), es más dificil que lo acepten con la misma naturalidad que si lo hubiesen conocido desde su más tierna infancia. Si a los 12 años pretendes inculcarles respeto hacia todos los individuos se reían abiertamente (la mayoría, no todos) porque les resultará raro, y solo algunos/as de esos adolescentes serán capaces de comprenderlo pero desde una óptica que no me parece positiva, desde la lástima, la pena, la compasión, porque pensarán inconscientemente que no es igual de normal, sano, positivo, natural, agradable que un matrimonio heterosexual, porque de alguna forma se le ha omitido durante años, y lo que se esconde suele llevar implícito vergüenza, rareza, antinatural…

Yo creo que es aquí cuando se genera la discriminación inconsciente, la que se perpetúa con técnicas invisibles y complejas, justo ahí, en el momento en el que la sexualidad se limita a ser un acto de procreación a los ojos de los niños/as.

De esta forma no sólo NO les hacemos libres a ellos/as de elegir, sino que les damos la fuerza y el argumento para que discriminen de forma clara o sutil a aquellas personas que amen a los de su mismo sexo.

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Tienes mucha razón… desde pequeños se nos enseña implícitamente que la “normalidad” se basa en una relación heterosexual… incluso muchos padres que se llaman tolerantes lo acaban haciendo sin darse cuenta… y eso se nota desde luego en nosotras mismas…

Al menos hablo en primera persona cuando digo que me he dado cuenta que el hecho de que cueste salir del armario y para muchas resulte una auténtica prueba de fuego se debe a toda esa educ ación que se nos ha inculcado… si pienso en mis padres te aseguro que no me parecen unas personas muy cerradas, dentro de lo que cabe son tolerantes y si yo tengo mis valores en parte se debe a que ellos me los han inculcado… pero si hay un sentimiento de culpa que hay que superar ante una misma, al menos a mi me ha pasado, hasta que te das cuenta que la normalidad te la tienes que marcar tu y no los demás…

Luego también está el entorno… como tu dices amigos y colegio… mi hermana se ha criado en un ambiente digamos muy poco propicio y con 18 años a veces me escandalizo de las sentencias que salen por su boca que te aseguro se alejan estrepitosamente de lo que mis padres nos hayan podido inculcar…

Sin duda es cosa de todos, no solo de los padres… me pregunto si alguna vez se conseguirá superar esa falta de educación social en general.

Por otra parte, yo también fui a ver Las Trece Rosas, increible, me encantó y salí como tu del cine acongojada, con una rabia en el cuerpo tremenda por pensar en ese puñetero dictador (que a mi siempre me ha parecido un ser super amanerado, por cierto). A mi hubo una escena que me impactó, cuando están todas en la cárcel cantando los himnos franquistas y al acabar dicen todas al unísino: España, una; España, grande; España (y todas gritando el triple) dicen LIBRE! Esa escena me puso la piel de gallina!

Una no puede por menos que admirar a todas esas mujeres… los héroes desde luego no están en Hollywood y son tan normales que asusta pensarlo. La de barbaridades que se han hecho y que se seguirán haciendo, que horror de mundo realmente.

Saludos.

Comentario por Tania

A Tania: Muchas gracias por tu comentario. Realmente es así, si lo primero que interiorizan los niños/as es que lo sexual está unicamente vinculado al acto procreador dificilmente serán personas libres de elegir, verán extraña, menos normal, desconocida, aparte de su realidad, la homosexualidad entre otras cosas.
Respecto a lo que comentas sobre Las 13 Rosas de mi post anterior decirte que esa escena también me conmueve, me sobrecoge, la película está repleta de momentos así, que nos pillan de alguna forma desprevenidas, desabrigadas.
Un saludo!!

Comentario por sheandshe




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: