Imagine She and She


Mi familia
agosto 31, 2007, 5:23 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo

1231024506_0cc5ff9662.jpg

Siempre fui una romántica, desde mi más tierna infancia. Recuerdo que en verano íbamos a un pueblecito perdido entre las montañas y cuando cumplí los trece años (creo que fue más o menos) mi madre me preguntó: “¿Cómo te ves en un futuro?” (compleja pregunta), lo curioso es que respondí instintivamente: “Con una amiga muy íntima de pelo negro y ojos grandes”. Porque, aunque ignoraba mi homosexualidad por completo, sentía que algo me unía a esa imagen de una chica maravillosa, morena, delgada y cómplice de mis bromas, inquietudes, gustos…

Después no volví a meditar sobre aquella respuesta rápida y profundamente sincera que solté.

A día de hoy (tengo 24 años) me miro y esto es lo que veo: vivo desde hace casi 6 años con una mujer de mi edad, morena, dulce, inteligente, luchadora, justa, sensible, culta, mágica, noble, carismática, bellísima, cómplice, tierna, cariñosa, divertida, interesante, leal, alta, delgada, de enormes ojos negros. Vivimos con Ego y con Furo, un perro y un gato adoptados que nos dejan boquiabiertas con cada gesto, juego u ocurrencia y que son nuestro eje central.

Ambas nos hicimos veganas (100% vegetarianas) hace mucho tiempo, abrimos los ojos a la par, unidas por un mismo sentir: sentimos que todos los animales (no humanos y humanos) merecen ser igualmente respetados.

Esta es mi familia, que se amplía si miramos a nuestros adorables y divertidos padres/madres, hermanas/os, amigas/os, primos/as…

Unidas por una intensa emoción nos vivimos y aprendemos cada día. Profunda, auténtica, idílica, dulce relación la que nos une y un respirar apresurado e inquieto imposible de atrapar.



El papel de ellas
agosto 30, 2007, 9:14 pm
Filed under: sexismo, Textos, Todo

dolce-and-gabbana-rape-ad.jpg

Si analizamos por tan solo 10 minutos los anuncios televisivos encontraremos sexismo implícito en el 98% de ellos. Es curioso que no hago más que leer/escuchar debates acerca de la repercusión que ha tenido sobre la educación de los niños/as de nuestra sociedad la incorporación de la mujer al mundo laboral. Resulta que ahora la mujer es juzgada por elegir su profesión y llevarla a la práctica.

Para empezar no tendría que haber debate alguno, pues ¿acaso se debatió durante todos estos miles de años atrás la repercusión en algún ámbito del trabajo de los hombres fuera del hogar?. Es que hace gracia que cuando es un hombre el que sencillamente lleva al parque (que no digo que se quede en casa trabajando) a sus hijas/os se percibe un aplauso social: “Que hombre más brillante”, “No se quejará su mujer después de lo estupendo que es”, “Mira, hasta es tierno con los niños”.

Si las niñas y los niños hoy día muestran ciertas conductas déspotas, violentas, discriminatorias o insolidarias no es culpa de “la madre que trabaja fuera”, sino en todo caso de un concepto erróneo del significado mismo de la educación por parte de padres, madres, docentes y resto del mundo adulto que se encarga de malcriarles, de hacerles valorar solo aquello que les produce beneficio. Por ejemplo, he tenido que soportar una y mil veces la forma en que los niños y niñas conocen a los animales: “tenéis que respetar a las vaquitas porque nos dan leche, y a los animales porque nos producen muchos beneficios”, anda y si no pues haced lo que os venga en gana. De hecho cada día mueren millones de animales no humanos en el mundo para alimentación humana por el simple hecho de que el sabor de alguien es más importante que su vida misma.

Si nos paramos un segundo a ver los anuncios televisivos detectaremos sexismo por cada rincón, y si no, apuntad qué veis:

-Mujer que trabaja y atiende al mismo tiempo a sus hijos/as para ser diez (pero en vez de repartir responsabilidades, se toma aspirinas).

-Mujer interpretando roles típicamente femeninos: enfermera, cocinera, madre, objeto sexual.

-Mujer que siempre se mantiene atractiva para seguir siendo alguien a los ojos de ellos.

-Mujer que acompaña al hombre en el automóvil pero que rara vez es ella quién conduce.

-Mujer feliz porque es deseada por él.

-Madres que cuidan en la mayoría de los casos a niños varones.

-Niños varones exploradores/activos/comilones , niñas que se maquillan como las barbies.

-Ellos pueden aparecer irresistibles tras un cabello canoso, ellas deben siempre aparentar los 25 años.

-¿Quién aparece siempre cuidando de los pequeños/as de la casa?, ¿quién es el torpe “tierno” que no sabe usar la plancha o similar aunque pone de su parte?.

Es curioso, en la mayoría de los anuncios relacionados con niños/as pequeños/as suelen ser las mujeres las que salen preocupadas por la salud, bienestar o alimentación de sus hijas/os, no obstante si se trata de algo intelectual son los padres los que salen y si no atended al anuncio que tanto emiten ahora (al menos en España) de “Si tu lees, ellos leen”, en el cual sale una niña jugando a imitar las tareas que ve en su papá (todas de “hombre”: afeitarse, mirar el periódico, ajustarse la corbata, arreglar el grifo de casa…) hasta que al final del anuncio sale el papá leyendo y la niña leyendo a su lado. Es decir, para lo intelectual si que sale el padre, para los cuidados salen ellas.

En la imagen podéis observar un anuncio de una mujer objeto sometida, docentes que conozco aseguran que no hay que ser exagerada, que tampoco es tan malo que los niños sigan jugando a las carreras y las niñas a las enfermeras, pero curioso es que el sexismo es una forma de discriminación que se enseña, que se obliga a normalizar desde la cuna y que como toda discriminación conlleva víctimas, falta de libertad, injusticias e infelicidad.



Ego
agosto 30, 2007, 8:38 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo, Veganismo

helena_ego

Pocas sensaciones son tan dulces y placenteras como jugar/dormir/reír/pasear con Ego, nuestro pequeño (junto con Furo, el gatito más tierno y cariñoso del mundo). Pensar que de niña me atemorizaban los perros y gatos (que conste que aunque me produciesen miedos nunca molesté a ninguno), y que ahora los admiro, los adoro. Ahora además no solo los respeto a ellos sino a todos los animales no humanos que puedo, pues no participo de su explotación, ni devoro sus cadáveres ni los productos derivados de su uso, ni me calzo con la piel que debería cubrirles a ellos y no a mí. Ahora los miro y veo a alguien que siente/ama/se emociona/sufre a su manera como yo lo hago a la mía. Pues cada uno/a (animal humano o no humano) es único. Ego es especial, dependiente, vegano (su pienso es 100% vegetariano porque ningún otro animal merece menos respeto que él ni que yo), revoltoso, inquieto, tierno, noble, egocéntrico, gracioso (pues hace bromas para hacernos reír), divertido, leal, afectivo…Ego es Ego. Insustituible, irremplazable, inigualable. Hace unos días lo llevamos a la playa, para que saltase, corriese y se diera unos chapuzones. Y a mí que tanto me gusta tumbarme al sol, no me dejó un momento, juegos, carreras, baños…Nos sacaron esta foto en el breve espacio de tiempo que quedaba casi quieto. Había tal oleaje que se asustaba un poco. Pero nadó (mientras le sujetábamos porque soy super protectora y no quiero que nada le dañe), se refrescó y salió como loco a revolverse en la arena. Esa tarde la compartió con su amiga Luna (la perrita más mágica de mi vida que se quedó a vivir con mis padres y mi hermana cuando me independicé, pero de la que no me pierdo ni un solo detalle). Juntos compitieron tiernamente, se disputaron los juguetes y las atenciones, verles corretear y serse a sí mismos me emociona, siempre. Tardes como esta son las que me devuelven siempre la sonrisa y la curiosidad. Ego me persigue (siempre está en la misma habitación donde mi pareja y yo estemos), me mira atento cuando me maquillo, peino, visto, cocino, leo, escribo, hablo, atiendo al móvil, abrazo a su hermanito Furo, veo una película, lloro, río, suspiro, sueño, escucho, estudio, opino, pienso…Ego siempre me hace sentir en casa cuando viajamos. Siempre sé que está junto a mí, atendiendo mi respirar, alargando la belleza. Es Ego.



agosto 24, 2007, 8:43 pm
Filed under: Sin categoría

Earthlings – part 2 of 3

Este es un fragmento de uno de los mejores documentales que se han hecho sobre animales, EARTHLINGS.
Narrado por el conocido Joaquin Phoenix (100% vegetariano desde los 3 años).
Este pequeño fragmento informa sobre la producción de huevos, sobre lo que hay detrás.
¿Prefieres mirar hacia otro lado?
Puedes pedirlo completo y subtitulado de forma gratuíta a: info@igualdadanimal.org



Jaulas
agosto 23, 2007, 8:24 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo, Veganismo

395945887_1c8dc3d972.jpg

Imagina una jaula. Siente los barrotes atrapando esa esfera de aire que te envuelve. Mordisquea, intenta huir. De lejos oyes el piar de otro que muy cerca de tí revolotea libre. Más no puedes hacer nada. En vano das algunos saltitos que lejanamente recuerdan al vuelo de un pájaro. Rompiste el cascarón y apenas viste a tu madre. Solo rememoras una habitación amplia donde docenas como tú miran a través de los barrotes en espacios minúsculos y un niño te señala, y una mujer te atrapa y desde entonces esto…Tu jaula…Tu cárcel…Tu dolor…Tu interés frustrado de vivir en libertad con los tuyos. El verano llega y el calor se cuela estremecedor en tu garganta…Tan frágil es tu forma de vivir que cualquier necedad puede romperte.

Cada tarde y cada mañana, cada minuto contado de tu existencia miras la vida que hay fuera, donde algunos vuelan atolondrados y crean sus nidos…Y sueñan.

Si me preguntas te diré que estás ahí adentro por una discriminación denominada especismo, por la cual el hecho de que un humano desee escucharte cantar en su balcón es más relevante que el hecho de que te respeten y no comercien contigo. Como ves, querido, la gente se alimenta, viste, divierte y experimenta con individuos como tú, y aún existiendo la posibilidad de no participar de vuestra explotación lo siguen haciendo, pues por encima de todo y de todos está su paladar, su risa, su entretenimiento, su bolso de piel, su pulsera de cuero, su su su.

Y mientras tanto millones de individuos con capacidad de sentir y con el deseo de vivir en libertad como tú seguís mirando desde el otro lado de los barrotes con una mirada interrogante, sumisa y dormida.



Discriminaciones: homofobia y especismo
agosto 20, 2007, 4:32 pm
Filed under: sexismo, Textos, Todo, Veganismo

1703693_687c42c89f.jpg

La homofobia supone una discriminación a las personas homosexuales por el simple hecho de ser homosexuales. El especismo supone una discriminación a los animales que no pertenecen a la especie humana simplemente por el hecho de no ser animales humanos.

Toda discriminación supone una infravaloración de los intereses de aquellos/as que son discriminados/as. En el caso de los homosexuales podríamos percibir como el mundo ejerce una discriminación en el mismo momento en el cual se “debate” sobre si debemos o no debemos adoptar hijas o hijos o sobre si nos deberíamos llamar matrimonios o simplemente parejas de hecho, pues para muchos/as de nosotros/as adoptar o casarnos puede ser una opción a la cual queremos tener derecho, pues nuestras uniones son tan naturales y lícitas como la heterosexual. Por lo tanto nuestros intereses se ven perjudicados porque un grupo decide “aceptarnos” pero no dentro del grupo social.

El especismo supone que desde niños/as nos educan para ver a los animales no humanos como simples máquinas de producción, como sencillos objetos de entretenimiento, compañía, alimentación, de laboratorio, de vestimenta, como recursos que debemos “cuidar” para sacar el máximo beneficio de ellos. De forma que millones de animales no humanos en el mundo son mutilados, descuartizados aún vivos, despellejados, abandonados, cazados, privados de su entorno y libertad, asesinados…Y estos millones de animales no humanos tienen intereses de los cuales los más básicos coinciden con los de todos: interés en disfrutar de sus vidas e interés en no sufrir.

Los argumentos homofóbicos son muy similares a los argumentos especistas:

Lo natural es comer carne: falso, de hecho somos omnívoros (lo que significa que podemos obtener los nutrientes de fuentes vegetales o de fuentes animales, tu decides). Numerosas asociaciones de nutricionistas (como la española o la americana entre otras) apoyan la alimentación 100% vegetariana como una alimentación saludable y posible.

Lo natural es la unión de hombre y mujer: falso, no es más natural el deseo hacia alguien de otro sexo, que hacia alguien del mismo sexo, el amor, el deseo, la ternura, son comunes.

Desde siempre el hombre fue cazador y depredador: y desde siempre hubo guerras, y desde siempre hubo violencia, y desde siempre se maltrató a las mujeres, y hace muchos años se quemaban vivas a las mujeres adúlteras…Que algo existiese en la Edad Media e incluso mucho antes no lo hace ético ni mucho menos justo.

Desde siempre el matrimonio/familia supuso la unión de un hombre y una mujer porque son capaces de procrear: y desde siempre hubo parejas heterosexuales que por esterilidad u otro tipo de problemas no pudieron concebir hijos/as y no por ello se les arrebató la posilidad de casarse, ni se les discriminó en ningún sentido a la hora de adoptar.

Pero los animales no humanos no hablan ni razonan como nosotros: un bebé (y esto lo digo con la seguridad de numerosos estudios) no tiene desarrollada la zona del cerebro que le permite el razonamiento ni el lenguaje, de hecho hasta años más tarde no podrá emitir sus primeras palabras ni razonar cuestiones. Una persona afectada de Alzheimer no puede razonar y a menudo termina por no poder hablar. Un chico con parálisis cerebral no tiene en muchos casos probabilidad de emitir palabras o de comprender lo que se le dice. Y no por ello a ninguno de estos les sometemos a pruebas de laboratorio, a mataderos, ni usamos su piel, ni le causamos ningún mal. Lo que seguro tenemos todas y todos (animales humanos y no humanos) es la capacidad de sentir dolor y disfrute, de generar intereses, de amar a su familia…Motivos más que suficientes para no asesinarles ni explotarles ni considerarles inferiores.

Pero un niño o niña no podrá ser igualmente educado por dos mujeres o por dos hombres pues este tipo de parejas no están preparados para ello: toda persona coherente y justa está más que preparada para dar un hogar y una excelente educación a un individuo. De hecho está más que demostrado que en nuestra sociedad las niñas y los niños cada vez están peor educados, son más tiranos con sus padres/madres y no por ello creamos una ley que prohiba a los heterosexuales tener hijas e hijos.

Bueno pero es mejor que los niños y las niñas no sepan que en los mataderos se asesinan a esos animalitos que tanto adoran y ven en sus cuentos, son muy pequeños: ¿pequeños para saber de dónde viene la carne etc pero maduros para ir a la carnicería o pescadería y ver a los cadáveres colgados?. Esto supone que los niños/as normalicen un tipo de esclavitud y que supongan que los animales no humanos son objetos que ni sienten ni padecen.

Bueno pero es mejor que los niños/as conozcan el significado de homosexual cuando son mayores de edad porque son muy pequeños para entenderlo: ¿pequeños para saber que amar a alguien no va ligado al sexo del otro/a? ¿pequeños para conocer ambas posibilidades (hetero y homosexual) como naturales y reales y puedan en un futuro elegir verdaderamente?. Sin embargo no se les considera pequeños para hablarles de relaciones heterosexuales, ni para asignarles pareja (hetero) desde la guardería, ni para bromear sobre que el rosa es de mariquitas y el futbol es de niñas marimachos…

El hecho es que una discriminación u otra siempre supone la infravaloración de los intereses de un grupo, lo que conlleva dolor, sufrimiento y  se cobra víctimas.

Está en nuestras manos (siempre lo está) decidir coherente y justamente, desterrando todo tipo de discriminación (homofobia, sexismo, especismo, racismo)y no seguir perpetuando injusticias con sumisión y posición estática. La indiferencia nos hace complices en las formas de discriminación, para combatirlas es necesario oponernos activamente a todas ellas y decir bien alto, no solo con la voz sino también con nuestra conducta: No al especismo, no al racismo, no al sexismo, no a la homofobia.



Sue Coe: arte
agosto 17, 2007, 7:42 pm
Filed under: Textos, Todo, Veganismo

judashee.jpg

Obra realizada por la reconocida e inigualable Sue Coe, una mujer que plasma en su arte la realidad que viven los animales explotados en mataderos, laboratorios…

La inocencia, el desconocimiento absoluto de esos cerdos, corderos, vacas, terneros, pollos, gallinas…acerca de lo que se les viene encima: la muerte, la privación, el alejamiento de sus familias, el sufrimiento, el robo literal de sus vidas y de su libertad, es algo común a todos los animales.

El perjuicio que se causa sobre los animales es inimaginable, todo el mundo señala al maltratador de un perro en Galicia, no obstante, olvidan mirarse dentro y recapacitar, pues envían con su consumo, a millones de animales al matadero a lo largo de su vida…Y cada uno de esos animales fue alguien irrepetible, único, que quiso seguir viviendo, que amó a sus crías y a sus padres, que sintió la penuria de una vida privada de libertad, que experimentó la terrible sensación de ser asesinado, vendido, manipulado, explotado y en definitiva considerado un objeto o una triste máquina de producción…

La capacidad de sentir dolor, de sufrir por asesinato, de padecer tristeza al ser separado de sus familias, de experimentar ansiedad cuando se dirigen al matadero porque intuyen lo que viene, de tener depresiones de más de un año a causa de su vida, de caer al suelo secas y destrozadas de tanto robarles/ordeñarles hasta la última gota de leche (leche que debió ser destinada a su ternero) y la posibilidad que tienen de generar sus propios intereses (vivir libres y no ser explotados, volar, nadar, pastar, jugar…) son motivos más que suficientes para dejarles de consumir, de explotar, para dejar de participar de esa falta absoluta de respeto.