Imagine She and She


Infancias
julio 22, 2007, 1:57 pm
Filed under: sexismo, Textos, Todo, Veganismo

495163525_fe1de4d329.jpg

El concepto de justicia de los niños y las niñas en sus primeros años de vida se ve distorsionado por los mensajes adultos de todo cuánto les rodea. Durante esa primera infancia son irremediablemente egocéntricos y únicamente perciben el mundo y la realidad a través de la propia experiencia, no obstante, he observado tras analizar y conocer a muchos niños y niñas que son capaces de cambiar lo que sea para ser más justos. Por ejemplo, si les explicas el concepto de veganismo/vegetarianismo no requieren de argumentos para considerar que comerse a los animales es algo negativo e injusto para ellos. Si cuentas con la ayuda de un cuento o historia corta que una mujer puede verse privada de libertad y de felicidad si es la única que realiza tareas domésticas enseguida dan la razón y quieren aprender por igual a realizar dichas actividades cotidianas. Si en el aula o en el parque al que van a jugar encuentran niños/as de distintas culturas, razas, religiones simplemente se aúnan en el juego y no comprenden qué motivo hay para discriminar a nadie. También he visto cómo las niñas y niños pequeños/as no observan como algo extraño o necesario de ser explicado el que un chico baile de una forma más vinculada socialmente a la forma de bailar de una chica, ni que dos chicos o dos chicas se besen o se tomen de la mano en su presencia.
Suele ser a partir de los cuatro años aproximadamente cuando los niños y niñas conocen e interiorizan el papel asignado a un sexo determinado, la función de los animales en nuestra sociedad como simples máquinas u recursos… A veces he tenido que escuchar frases en los niños y las niñas aprendidas de sus cuidadores (padres, madres, profesorado…) en las que se empieza a hacer un uso del lenguaje discriminatorio. Y es una lástima, pues la mayor parte de lo que el entorno y la sociedad le proporcionan no son más que patrones discriminatorios, estereotipos y lo que es más grave: les hacen interiorizar una actitud pasiva ante todo aquello que genera injusticia.
He descubierto que las niñas y los niños muy pequeños son los únicos animales humanos que realmente conocen el sentido de la justicia, la nobleza, la igualdad, el cambio para mejorar…Y me siento más que orgullosa de haber elegido la profesión de docente, pues me comprometo a guiarles, a hacerles libres y justos, a protegerles y al tiempo a hacerles partícipes de todo aquello que pueden cambiar, mejorar, perfeccionar para ser más equitativos, loables y coherentes.
Me quedo con algo, estuve hace unos años de prácticas en una escuela ubicada en una zona desfavorecida de mi ciudad, me quedo con sus sonrisas, dudas, bondad y sus ganas de hacer de todo algo mejor y más justo.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: