Imagine She and She


Indiferencias
julio 2, 2007, 6:16 am
Filed under: Textos, Todo, Veganismo

262793942_4f6f6cafec.jpg

A menudo observo cómo se educa a las niñas y los niños en una absoluta indiferencia hacia la cara injusta del mundo. Para empezar les envuelven en una burbuja de tabúes y en una tendencia a frivolizar con temas que engloban sufrimiento o injusticia.
No hace mucho mi pareja se encontró dos perros abandonados (lo cierto es que semanalmente se ven animales abandonados por todas partes), dichos perritos estaban en una situación de desnutrición y desamparo absoluto. Los animales lloriqueaban nerviosos y había muy cerca una carretera. Una familia paseaba por allí con sus dos hijas. Ni siquiera ayudaron a mi pareja a aproximarse a los pobres cachorros, miraron hacia otro lado e incitaron a sus hijas a lo mismo.
Es curioso cómo la sociedad se escandaliza al ver que los estudios actuales demuestran que la gente joven y especialmente los adolescentes no se comprometen con casi nada (a excepción de sus botellones y subidas de pago del móvil) e incluso maltratan y discriminan a sus compañeros/as de aula, ¿cómo van a ser justos si son educados en la indiferencia y el egoísmo?.
Este pasado invierno en un programa televisivo conocido sobre una “niñera” que educa a padres/madres con hijos/as supuestamente problemáticos observé también alguna que otra situación alarmante: una pareja ponía a sus dos hijos de dos y cinco años un vídeo grabado sobre cómo se “cría” a los toros y cómo se matan en la plaza. Si. Así de simple.
Otro ejemplo (podría poner millones). Estuve de prácticas en un colegio hace dos años, un niño del aula relataba cómo asistía a matanzas de cerdos en directo con sus padres. Tenía tres años de edad y estaba obsesionado con la sangre.
Comenté este caso en la academia este año y alguna compañera que otra (futuras maestas) me dijo que si al niño le hacía ilusión no había nada de malo en que viera una matanza de un animal.

Otro ejemplo más y acabo: en la facultad una compañera me comentaba (riendo a más no poder) cómo su hermanito de 5 años metía a los animales que le compraban (hamsters, peces etc) en el water y los mataba casi sin percatarse. Al parecer este hecho hacía incluso gracia a la familia.

Educar es una tarea para la que muy poca gente está preparada.

Pero lo peor de todo es que esa indiferencia, esa normalización de la explotación de los animales lleva a situaciones denigrantes e injustas para los animales, esa forma de hacer del sufrimiento y la injusticia algo intrascendente y gracioso, esa manera de cegar a los niños y niñas y dejarles al tiempo que hagan lo que quieran con vidas sintientes, trae siempre consigo víctimas, muchas víctimas.

El animal de la fotografía (como tantos otros animales que esperan atemorizados en los mataderos, piscifactorías, acuarios, laboratorios etc) está sufriendo, se siente abandonado, he visto miles de ellos en un arcén corriendo tras el primer coche que pasaba, dispuestos siempre a perdonar al verdugo.

¿Y qué puedo hacer yo? – pregunta mucha gente -.
Para empezar reflexionar sobre cómo puedes dejar de utilizar a los animales. Dejar de comerlos, dejar de vestirte/calzarte con su piel, dejar de ir a verlos al circo/zoo/acuario, dejar de comprarlos puesto que detrás del comercio de animales están los abandonos. Si cualquiera puede comprarse a ALGUIEN quiere decir que le pertenece y por lo tanto se trata de una mercancía (igual que una mesa, un ordenador…) con la que se puede hacer lo que se quiera (usar para entretener, usar para defender la casa, usar para que de cachorritos y venderlos, abandonarlo cuando ya no te sea una recurso…). Ese es el problema, que nos educan para que los animales sean percibidos como propiedades, como recursos, como comida, como máquinas para entretener o defender o acompañar.

Y tu puedes cambiarlo.

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

lei tu comentario y oye me impresiono la foto ya que soy amante de los animales; y si; es verdad en todo lo que escribiste; pero hoy en dia nadie; en especial nada hara cambiar a esta sociedad sedienta; porque la llamo sedienta porque quieren mas y mas; de la misma sociedad en si; el caso en particular el mio; esta sociedad no le interesan los animales menos verlos morir; a esta sociedad no les interesa si eres gay o lesbiana si mas bien te destruyen de una u otra manera; lo material puede mas que cualquier cosa; sino preguntale a cualquier niño; menos mal; y digo menos mal que de verdad hay personas que se preocupan por el projimo como lo hizo tu pareja; me gustaria saber que les paso a los cachorros; solo te dire algo solo dios es amo y señor de juzgarnos; impotencia me da todo lo que pasamos pero que mas da; no todos tienen los mismos sentimientos y eso se lo agradezco tanto a dios; porque sino tod@s fueramos lo mismo…

Comentario por rosa

Bueno Rosa, si que somos muchas y muchos las/os que cambiamos aquellas partes de nuestra conducta o hábitos para dejar de perjudicar a los animales humanos y no humanos. Es cierto lo que dices, que vivimos en una sociedad que destruye, pero no podemos quedarnos en la parte naegativa, esa indiferencia de la que hablo en el post es aprendida e interiorizada en la infancia, hay que encontrar los orígenes de las injusticias para resolverlos (aunque tardemos años). Y eso que dices de que “no todos tienen los mismos sentimientos etc” me parece determinista, siempre van a existir personas egoístas que pese a recibir información, pese a tener la oportunidad de reflexionar sobre la repercusión de sus actos (por ejemplo al consumir productos animales la repercusión es muy directa, tendrán que asesinar a otros animales para sustituir el que has consumido) le va a dar lo mismo, va a buscar cualquier excusa para seguir haciendo lo que quiera sin modificar absolutamente nada, pero también hay muchísima gente que al informarse, al comprender que muchas de las decisiones que toma pueden beneficiar o perjudicar a otro individuo cambie.
Hace años existía la esclavitud de personas afroamericanas, se les negaba el acceso a hospitales determinados, se les vendía y compraba, se les separaba de sus familias, se les veía sencillamente como máquinas de trabajo (al igual que hoy día se les mira desde este mismo prisma a los millones de animales), una sociedad entera les utilizó durante mucho tiempo, no era una sociedad ni buena ni malvada, simplemente se educaba en eso, en la normalización de dicha discriminación, no se planteaban un cambio, hasta que hubo gente que se opuso a “tener” esclavos, se opuso a participar de la esclavitud y difundió y luchó por esos miles de esclavos a los que nadie respetaba.
Si la gente de aquel entonces hubiese dicho: “bueno, qué más da, es imposible cambiar a la sociedad, no se conseguirá nada” probablemente seguiríamos esclavizando a esas personas. Y lo mismo para el sexismo, si no hubiesen alzado la voz durante años a lo mejor hoy día no podríamos votar ni decidir por nosotras mismas.
La abolición de cualquier tipo de esclavitud e injusticia empieza por una/o misma/o y se extiende hacia todos los que le rodean, al ritmo que sea.
Somos millones los veganos (100% vegetarianos) que defendemos a los animales y promovemos el respeto hacia ellos, somos cada vez más las/os que nos oponemos a cualquier discriminación: especista (por la especie, los animales no humanos son utilizados, asesinados, abandonados por no pertenecer a la especie humana, pues tenemos la misma capacidad para sentir y sin embargo a ellos no se les respeta), sexista, homofoba y racista.
Pues todas están relacionadas, oponerse a una mientras apoyas otra es del todo incoherente.
Un saludo y gracias por tu comentario!

Comentario por SheAndShe




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: