Imagine She and She


La heroicidad masculina
mayo 31, 2007, 1:19 pm
Filed under: sexismo, Textos, Todo

spiderman2.jpg

Los grandes héroes ficticios reconocidos por el cine y por la sociedad siempre son figuras masculinas. Los malos malísimos son hombres y en alguna ocasión son mujeres pero los buenos, los que guardan por la seguridad del planeta siempre son hombres. Por supuesto dichos héroes cuando trabajan como tal son viriles y fuertes. Y las féminas (más protagonistas o menos) se ubican en un segundo plano, a la espera del beso del héroe del cual se han enamorado completamente.
Ni que decir tiene que tales héroes son siempre de raza blanca y “se quedan” con la chica blanca.
Superman, Spiderman, Batman…Sus nombres son coreados por niños de todo el mundo (varones mayoritariamente) y sus películas e historias llegan a cualquier rincón del Universo. Invadiendo el sexismo, nuevamente, otro espacio inventado.

Anuncios


El proceso
mayo 30, 2007, 8:42 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo, Veganismo

242558967_bbd7559c81.jpg

Cuando era niña me daban miedo los perros y los gatos. Siempre los miraba en la distancia como deseando dar el salto y acariciarles. Un verano fuimos de vacaciones a la sierra gaditana y presencié mientras daba un paseo con mis padres el nacimiento de un ternero, la fragilidad y la absoluta indefensión de los animales no humanos movían en mi interior una emoción nueva a la cual no supe dar forma ni un nombre concreto. Mi infancia transcurría y si de algo estaba segura era de que aunque me diesen miedo los respetaba completamente (aunque claro está los ingería porque no tenía conciencia de mis actos ni de las consecuencias de los mismos).
Pasaron los años. Y llegó Luna, aún me daban miedo los perros pero pusieron a Luna sobre mi regazo y se me saltaron las lágrimas de camino al coche. Después me mudé con mi pareja y adoptamos a Ego (un perro divertido, afectivo, tierno, noble) y hace muy poquito a Furo (un gatito muy especial y atrevido). También conocí al perrito que compartió con mi pareja su infancia y adolescencia, Roly, un trasto encantador que me adoró (y al que adoré) desde el primer día que pisé la casa de la familia de mi pareja. Para mí ellos son únicos e irrepetibles. Cada uno es importante e imprescindible.
Hace ya tres años que comprendí que los animales humanos y no humanos con los que compartía mi vida eran tan irrepetibles y dignos de vivir como los cerditos, vacas/terneros/toros, gallinas, corderos, peces…Y dejé de demandarlos, de utilizarlos, de participar en su explotación.
Ese algo que se movía en mí se llamaba justicia. No me considero mejor que nadie, ni más maravillosa pero si de algo estoy segura es de que desde que soy vegana soy justa con aquellos que mueren por miles al minuto. Y que gracias a mi decisión habrá millones menos en los mataderos a lo largo de mi vida.
Mi pareja y yo abrimos los ojos a la par y vimos todo un universo cubierto de explotación del que supimos no formar parte.



Delicias veganas : Falafels
mayo 30, 2007, 8:11 pm
Filed under: Textos, Todo, Veganismo

347643247_4e2dc7b4be.jpg

Los falafels son un alimento muy nutritivo que se hace a base de garbanzos. Como podéis ver tiene una pinta riquísima, descubrir esta delicia fue un acierto. Es muy fácil de hacer y en cuanto a comerlos fuera de casa los encontrareis tanto en los turcos (que ahora se han puesto muy de moda) donde los sirven en pan pita como en restaurantes vegetarianos, por cierto en Sevilla recomiendo uno en el que los sirven muy ricos: Ecobar Gaia en la calle Luis de Vargas, 4. En este bar podréis disfrutar de tapas a precios asequibles totalmente vegetarianas además de ofrecer una variada y cuantitativa suma de ofertas veganas (100% vegetarianas).
También dejo la receta para que os aventuréis a hacerlos en casa:
Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes:
400 g de garbanzos,
1 cebolla pequeña,
4-6 dientes de ajo,
1 cucharadita rasa de comino molido,
sal al gusto,
1 ramita grande de perejil fresco,
1 ramita grande de cilantro fresco (opcional),
1 sobre de levadura y aceite de oliva.

Preparación:
Pon los garbanzos a remojo toda la noche, escúrrelos y bátelos crudos con la batidora o la picadora (cuidado no sobrecargues la batidora, que se puede quemar). Si no se puede picar por estar muy sólido, echar un poco de agua. Majar en el mortero el perejil, el cilantro, los ajos y la sal y echar al recipiente de los garbanzos. Echar también la levadura. Bátelo todo bien y déjalo reposar un poco.

Si estuviera la masa un poco líquida, se puede escurrir o echar un poco de harina de garbanzo. Forma bolitas con la masa. Pon aceite en una sartén y cuando esté muy caliente ve echando las bolitas de masa. Sácalas cuando estén doradas. Se puede acompañar de ensalada y salsa veganesa (mayonesa vegetal).

Receta extraída de http://www.igualdadanimal.org



Just Say Not
mayo 28, 2007, 8:36 pm
Filed under: Textos, Todo, Veganismo

sayno2.jpg

Esta obra pictórica pertenece a la fabulosa y extraordinaria Sue Coe, artista reconocida y admirada por su trabajo impactante en defensa siempre de los más desfavorecidos/as.
Una mujer que ha sabido decir bien claro lo que hay detrás de la explotación animal.
En la imagen una vaca es explotada para la producción de leche. Una vaca en estado normal viviría entre 20 y 25 años, una vaca explotada y utilizada solo llega a 5.
Una vaca es un mamífero que produce leche sólo cuando da a luz. Y tiene un instinto maternal tan valioso y fuerte como el de una mamífera humana. No obstante a la vaca se la separa de su hijo o hija, lo cual le produce una terrible depresión de más de un año. El ternero, que apenas ha tenido tiempo de vivir, es encerrado ya los cuatro meses asesinado y hay tenéis la “carne de ternera”.
Después, claro está, el dinero mueve los hilos y de repente te ves en los quesitos o en el envase de un brick de leche de vaca una vaca sonriente, como encantada con ser una simple máquina.
Por eso opto por la leche de soja o de avena o de almendras, el queso de soja, los yogures de soja…Por eso cuando voy a una pizzería ruego que me quiten el queso de la pizza.
Porque no quiero participar en la explotación de nadie.



La pasividad
mayo 27, 2007, 9:02 pm
Filed under: sexismo, Textos, Todo

153695235_e798e2bfc9.jpg

Ayer mientras paseaba por la tarde me crucé con alguien. Era una mujer. Musulmana por sus atuendos. Hablaba discretamente con otra mujer. También musulmana. Tenía el rostro destrozado por ese ácido corrosivo que algunos hombres derraman a propósito sobre su pareja con el fin de dejarla poco atractiva para los restos.
No quise mirarla fijamente para que no se sintiese intimidada (la gente reflexiona poco y aseguraría que la miran siempre descaradamente).
Hay muchas formas de rebajar a una mujer, hay mil caminos para aniquilarla, mil maneras de arrebatarle la dignidad y las ganas de vivir. Una de ellas es el ácido pero no es la única vía.
Es que me he encontrado con mucha gente que señala y critica a los/as musulmanes/as y me parece arrogante y absurdo pues aquí, en nuestra querida España también se cometen a diario escenas en las cuales roban la dignidad a una mujer con palabras, gestos, decisiones, torturas…
Después he de oir de la boca de profesores y profesoras que no hace falta cambiar nuestro lenguaje y formas para dejar de ser sexistas. Que no pasa nada porque un niño juegue a tener un cuchillo imaginario…Es solo un juego…Son solo niños…Dicen…Siempre dicen lo mismo…
Que sepan todas y todos que el sexismo existe porque así se perpetúa y se perpetúa desde las expresiones verbales, desde el lenguaje, desde las actitudes, bromas, vestimenta, medios de comunicación, expectativas, juguetes, cuentos y desde cada uno de nosotros/as.
Que ese ácido lo vertió una sola persona ayudada claro está de nuestra pasividad.



Mujeres en el parque
mayo 27, 2007, 12:37 pm
Filed under: Cine, sexismo, Todo

1261173000.jpg

Película de Felipe Vega sobre las mujeres. Una madre y una hija veinteañera sobreviven a los hombres, que de alguna forma han encontrado en sus vidas y que las hacen infelices. Una historia común que roza el drama existencial pero que no cae en tragedias insufribles. Una mujer que abre los ojos, que actúa para dejar de sentir ese dolor que provoca el ser utilizada por otra persona y que demuestra a su hija que no tienen que estar con un hombre por estar.
La película defiende a la mujer que cumple los cuarenta y pico altos y que deja de ser respetada por la sociedad, de ser admirada por una cultura androcéntrica y por un hombre que nunca ha sabido quererla y apreciar lo que ofrece.
Defiende a las mujeres jóvenes que miran con tristeza a sus parejas preguntándose qué les hace seguir con ellos.
No es una guerra abierta a los hombres ni mucho menos, presenta a hombres corrientes que no son malévolos, ni maltratadores ni crueles ni machistas. Pero que no llenan el vacío de esa mujer y esa hija, quizá porque no las alcanzan.
Una historia de mujeres (heterosexuales).
Una historia más.
Una de tantas.
Preciosa. Intima. Silenciosa. Y reivindicativa.
Me emocionó.



El AMOR: Basado en hechos reales
mayo 25, 2007, 7:39 pm
Filed under: Relatos, Textos, Todo, Veganismo

314953851_8c2abeb7a9.jpg

Voy a poner voz a una historia que he leído (el libro se llama Emociones Animales). Un acontecimiento real que se repite a menudo. Voy a estallar en palabras que construyan lo que sucedió.
Blanco. Una “sin nombre” del Polo Norte arrastraba sus pies agotada, peluda y blanca como la tierra que ha visto, desnuda y abatida por los dolores de un parto que se antojaba eterno. El descenso de los pequeños desde su vientre hasta la vida costaba, y ella se retorcía de dolor.
Pero tenerlos tan dentro de sí la había retenido en una esfera única: la de quienes aman y sienten un amor extremo descomunal y absoluto.
Rugía el sol y la osa más feliz del Universo emitía sonidos agudos. Sus dos pequeños emergían de la nada al todo, del no ser a ser. Del turbio estado del no haber nacido a la gloria vívida de existir.
Pero uno de ellos nació envuelto de una extraña aureola de fragilidad, su respiración era entrecortada y apenas lograba erguirse. Su hermano enseguida se meneó travieso y empezó a explorar, cualquier atisbo de movimiento le arrancaba la curiosidad de quién descubre todo, hasta el pestañeo.
Pero el otro no podía mantenerse en pie. La osa y el pequeño afortunado caminaban, y el otro quedaba atrás, flaqueando. Entonces su madre volvía sobre sus pasos y se sentaba junto al diminuto: esperaba hasta que reponía fuerzas y le daba un empujoncito. Y algo andaba.
Este hecho se repetía una y mil veces. Hasta que comenzó la agonía del casi recién nacido.
Ya no podía levantarse.
Cuentan ( y la fotografía que acompañaba la escena en el libro lo demostraba) que la osa abrazó al pequeño, su fuerte hermano se apoyó sobre su madre. Ambos mirando la huída del frágil hacia la muerte.
Murió.
Y la madre permaneció durante días junto al cadáver para evitar que nadie se lo comiese, retirando con su pata la nieve de su niño yerto.
Vigilando que ni un solo granizo enterrase a ese puñadito de pelos blancos tan especial.
Porque los animales no humanos aman a sus seres queridos, porque el instinto maternal es algo universal que poseen todos los animales.
Y esto debe recordarnos algo: cada animal que se utiliza para alimentación (carne, leche y derivados, huevos, peces, patés), cada animal que vive en el zoo/acuario o en un super circo, cada animal que malvive en un laboratorio con enfermedades provocadas, cada animal explotado para la producción de piel, cada animal vendido en una tienda de animales ES SIN DUDA un alguien que fue separado de sus madres e hijos, que fue arrancado de su tierra y de la libertad de poder ser él mismo. Todo lo que decidamos en torno a esto repercute directamente en ellos.
Todo está en nuestras manos.